Inicio Nacional Yo Campesino / ¿Desesperados? – Opinión

Yo Campesino / ¿Desesperados? – Opinión

by Redacción
0 comentario 6 vistas Yo Campesino / ¿Desesperados? - Opinión

• El Ganso de Macuspana no reconocerá que las apuraciones son de él y no de adversarios

Miguel A. Rocha Valencia

Aunque hay mucho tiempo para que el mesías de la 4T cause más daños al país y acumule miles de víctimas de sus políticas fallidas, cobre revanchas y destroce vidas, la verdad es que la desesperación empieza a cobrar factura en su ánimo y de quienes le rodean.

Y es que de acuerdo al “manual” del populista, el impulso que llevaba, frenó y va en retroceso al igual el número de simpatizantes a su causa que, desengañados por el incumplimiento de promesas, ausencia de cambios positivos y resultados negativos en sus políticas públicas, están arrepentidos y convencidos que se equivocaron de proyecto o sujeto que en muy poco tiempo mostró su incapacidad y les mintió.

Lo que buscó siempre, fue el poder para su venganza y proyecto personal, no para servir a los mexicanos y ante la imposibilidad de lograrlo de acuerdo a ese “manual” tratará de imponer el recurso de la fuerza a través de la Guardia Nacional, con lo cual se explican los 50 mil millones de pesos más a su presupuesto y la duplicación de sus cuarteles.

También puedes leer: Yo Campesino / Candil de la calle

Claro, como lo expone en su Índice Político, con lo que no cuenta el Ganso de Macuspana es que las Fuerzas Armadas “regulares”, no sólo son los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina-Armada de México.

Nuevamente le falla el cálculo al mesías tropical como ocurrió con el Congreso. El populista debe tener control absoluto para mover la Constitución como lo hizo durante la actual legislatura. Hoy ya no tiene la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados para hacerlo y en el Senado, el bloque opositor asumirá su responsabilidad.

Aunque cuenta con la “compra” de los votos del PRI o doblar a algunos perredistas bajo amenazas, estos saben que, si hoy se hincan, ya no podrán levantarse, por eso se mantendrán firmes.

Luego, por más presiones que hizo, el caudillo de Tepetitán no pudo doblar a los empresarios mexicanos y menos a los extranjeros. Tampoco, como anda el “manual” lo pudo hacer con los periodistas y clases medias.

Es decir, le fallaron los cálculos en un país que es distinto a Cuba o Venezuela; México tiene bases más sólidas en todos sentidos, incluyendo instituciones y sociedad, empresariado y periodistas.

Ante tales retrocesos, el desesperado es el machuchón tabasqueño, siente que su ambición de poder unipersonal o tribal se le va de las manos, por eso el repentino apetito por nutrir a una Guardia Nacional que según dicen, se integra hasta con leva procedente de Centroamérica y a cuyo mando regional podrían quedar narco-gobernadores o líderes de cárteles, especialmente para controlar el corredor del Pacífico en materia de tráfico de drogas, armas y personas.


Tal vez por lo mismo, arrecia sus ataques contra instituciones y periodistas a quienes busca desacreditar ante una sociedad que cada vez le cree menos ante las evidencias del fracaso como gobierno que sólo acumula muerte; el dato más reciente es de mil 900 mujeres asesinadas en un semestre las cuales son parte de las 90 mil víctimas de la violencia que se empodera del país por la vía del crimen organizado y común.


Síguenos en nuestro canal de Youtube

Si, el Ganso está desesperado y sus ataques a las instituciones y a la verdad se recrudecerán, pero la sociedad incluyendo aquella parte que creía en él, no se va con la finta, aquí en México si hay gente con estudios, acostumbrada a trabajar, a ganarse con su esfuerzo físico y mental un mejor estadio de vida.
No es dependiente de la dádiva que poco a poco languidece como maná de los más necesitados que como el propio profeta de la 4T diría, recibe, pero no acepta la doctrina burda de un país en la miseria y sojuzgado por los caprichos de una élite que se viste de izquierda, pero que actúa como una de las dictaduras más extremas de la derecha.

Algunos se preguntan incluso: ¿Dónde está todo lo que se han robado en contratos y programas? En bancos mexicanos no está, pero habría que preguntar si con vacunas, medicamentos y dólares de “ayuda humanitaria” no se va otra cosa a los paraísos totalitarios que aún existen.
No a la consulta. La Ley se aplica.

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.