Inicio Seguridad y JusticiaJusticia Niñas, niños y adolescentes ¿Hasta cuándo? – Opinión

Niñas, niños y adolescentes ¿Hasta cuándo? – Opinión

by Redacción
0 comentario 6 vistas Niñas, niños y adolescentes ¿Hasta cu{ando? - Opinión

Por Oscar Sánchez Márquez

El año que está por concluir deja un saldo de horror en materia de violencia, explotación y abuso y criminalidad en contra de nuestras niños, niños y adolescentes. Los indicadores sobre los múltiples delitos que son cometidos en contra de ese segmento de la población van al alza, día a día, ante la impotencia de gobierno y sociedad.

Por el bien de nuestro país, de la propia sociedad, pero sobre todo del futuro inmediato de esos millones de personas es urgente que no se retrase más tiempo la agenda de políticas públicas que generen protección seguridad y bienestar para niños y adolescentes que son las que están pagando las consecuencias de múltiples crisis, indolencia y falta de sensibilidad.

Las señales que hay en el ámbito gubernamental, sin embargo, no son nada esperanzadoras, puesto que hay diversas propuestas y acciones, ya iniciadas, para desmantelar el sistema integral de protección de niñas, niños y adolescentes, bajo el supuesto de que no puede haber duplicidad de funciones.

Nadie en el gobierno ha levantado la voz para advertir que todo esfuerzo que se realiza en ese rubro es insuficiente y lo que se requieren son más acciones, eso sí, mejores coordinadas y que sean vigiladas en cuanto a resultados.

La semana que está por concluir la Red de Protección a la Infancia, REDIM, dio a conocer el estudio: “Reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos. Análisis desde las políticas públicas y la legislación”.

Niñas, niños y adolescentes ¿Hasta cu{ando? - Opinión

Niñas, niños y adolescentes ¿Hasta cu{ando? – Opinión

La información proporcionada por REDIM es alarmante, no solo  por las cifras escalofriantes de violencia y crimen en contra de nuestras niñas, niños y adolescentes de lo que ocurre en México,  sino por un problema mayor que se revela a la vista de todos: no hemos hecho consciencia de la verdadera dimensión de ese problema.

Tan solo en materia de desapariciones, al menos 4 mil 328 personas de 0 a 17 años han sido registradas como desaparecidas del 1 de enero al 7 de diciembre de 2021. De éstas, 2 mil 785 eran mujeres (64.4%) y de las cuales mil 570 seguían desaparecidas hasta la fecha. A diferencia de las mil347 personas de 0 a 17 años desaparecidas en los mismos meses de 2020 que continúan desaparecidas hasta la fecha.

En otro rubro, el estudio referido indica que la violencia, pobreza, desintegración familiar y deserción escolar son los principales detonantes para que niños y adolescentes sean presa fácil de grupos armados. Las estadísticas revelan un aumento de la violencia contra las niñas, niños y adolescentes en los últimos años.

Entre enero y agosto pasado, cita el documento, ocurrieron 700 homicidios dolosos contra de menores de edad; del primero de enero al 31 de octubre pasado, 2 mil 037 homicidios de personas entre 0 y 17 años se cometieron en todo el país.

Un delito que repunta, aunque no es nuevo, es el reclutamiento de niños y adolescentes en actividades del crimen organizado en calidad de “halcones” e incluso como sicarios. Ejemplos de esa deleznable situación la hemos visto recientemente con mayor frecuencia en Sinaloa, Guerrero, Michoacán y Guanajuato, por ejemplo.

Entre las conclusiones que presenta REDIM destaca el que el gobierno, en su estructura federal, estatal o municipal, no podrá solo para hacer frente a este grave problema, sino que necesariamente requiere el apoyo de la sociedad civil, que lleva muchos años de trabajo en diversas áreas enfocadas en la protección de niñas, niños y adolescentes.

Early Institute y su iniciativa Alumbra es un ejemplo de lo bien que se puede trabajar desde la trinchera de la sociedad civil.

Otras acciones prioritarias son que el Estado atienda las recomendaciones realizadas a México por el Comité de los Derechos del Niño, basado en el artículo 4to de la Constitución; y que se aprueben legislaciones federales para tipificar el reclutamiento infantil en el Código Penal, para prevenir su utilización en grupos delictivos

Se trata de colocar la agenda a favor de las niñas, niños y adolescentes en el centro del debate público nacional y, como dice la sociedad civil organizada, abandonar visiones adulto-céntricas para abordar este tipo de problemas que afectan a niños y jóvenes, además de evitar que se vuelva una normalidad.

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.